91 594 53 38
laliga@ligaeducacion.org

Blog

Entrevista a Esther Gutiérrez, Consejera de Educación y Empleo de Extremadura

La Consejera de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura asistió al acto de clausura de las acciones de formación de la Liga de la Educación. La Liga de la Educación pudo compartir unos momentos con la consejera y preguntarle por el trabajo de la ONG en la comunidad, así como indagar sobre los proyectos que se están llevando a cabo en materia de Empleo desde la Junta.

Redacción – Liga Educación

P. ¿Cómo valora el trabajo de la Liga de la Educación en materia de formación para el empleo en Extremadura? ¿Y en materia de educación?

R. Creo que la Liga de la Educación se hace una gran labor, en perfecta armonía con las líneas marcadas desde la Consejería de Educación y Empleo. Como sabrá, nuestra idea básica ha sido y es conectar las políticas de educación y empleo y enfocarlas al desarrollo de las personas. Desde esa filosofía se elaboran acciones concretas que son herramientas para definir itinerarios personalizados de formación y empleo. Para llevar a cabo esta estrategia necesitamos colaboradores, como es el caso de la Liga, que nos den garantías de que las actuaciones, los cursos, los certificados, responden realmente a una mejora de la empleabilidad de las personas participantes. En el caso de la Liga tengo que decir que esos objetivos se están cumpliendo. Buena prueba de ello son las tasas de inserción laboral que logran las personas que se forman ahí.

P. Los resultados de nuestras acciones demuestran que no solo son necesarias, sino que son efectivas, ¿cree que es necesario seguir apostando por esta vía?

R. No solo apostar por esta vía, sino reforzarla, como se ha hecho en el Plan de Empleo de Extremadura 2018-2019 recientemente firmado entre el presidente de la Junta de Extremadura y los agentes sociales y económicos. Por no extenderme mucho, sólo indicarle que en el nuevo Plan se refuerza una cuestión estratégica, como es la de las competencias genéricas, que se han revelado esenciales en la mejora de la empleabilidad y, además, se va a generar un nuevo catálogo de cualificaciones que dé respuesta a las demandas que ya se atisban en sectores como economía verde y circular, agroturismo, agroindustria o logística, entre otros.

P. ¿De qué manera afrontáis desde la Consejería de Educación y Empleo la situación de desempleo que vivimos en España, y concretamente en Extremadura y, todavía más explícitamente, con los jóvenes que han abandonado los estudios y no consiguen insertarse en el mercado laboral?

R. Centrándome en la cuestión más explícita que me plantea, es bien sabido que hasta hace poco a esos jóvenes que abandonaban sus estudios prematuramente y no lograban un empleo se les dejaba, por decirlo de algún modo, en el limbo: ya no eran responsabilidad del sistema educativo pero tampoco tenían una formación que diese pie a unas expectativas laborales mínimas. Por tanto, su destino era la lista del paro, sin más horizonte. Como le he comentado antes, nuestra política es totalmente diferente, todo lo supedita a la persona. ¿Qué podíamos hacer? Creamos un programa específico, Itaca, en su línea 16/18 que se destina precisamente a estas personas. Este Itaca 16/18 ha sido ampliado en el II Plan de Empleo, de manera que no solo ‘rescata’ a esas personas jóvenes y las dota de competencias genéricas y un itinerario de formación-empleo, sino que ataca el origen, insertando la figura del orientador laboral en el centro educativo, en coordinación con el orientador escolar, para detectar precozmente el riesgo de fracaso o abandono prematuro y actuar antes de que la persona fracase y se marche. Porque está claro que el fracaso y el abandono escolar son el resultado de un proceso que se va larvando durante años, y ahí es donde estamos ya actuando. Aparecen, de esta forma, las políticas preventivas para mejorar la empleabilidad.