91 594 53 38
laliga@ligaeducacion.org

Noticias

V Encuentro de Diálogos Solidarios entre jóvenes

La Liga Española de la Educación en Canarias, desarrolló, el pasado 25 de noviembre, unas jornadas en la Facultad de Ciencias de la Educación de la ULPGC. Alumnado de bachillerato y de la universidad dialogaron y reflexionaron sobre temáticas que nos conciernen como sociedad: construir una ciudadanía global, justa, plural, sostenible y democrática; reto oportuno cuando nos planteamos cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible en Canarias.

El proyecto Diálogos Solidarios entre jóvenes promueve la reflexión crítica sobre la Agenda 2030, los Derechos Humanos, la ciudadanía global, la libertad, la dignidad, la responsabilidad y la solidaridad de alumnado de centros educativos de secundaria de Gran Canaria. Para ello, dentro del trabajo previo y como base para la participación en el debate, el alumnado basó sus reflexiones sobre estas cuestiones: ¿de qué manera afectan las desigualdades en el mundo hoy?, ¿por qué no puede haber distinción de ningún tipo para que todas y todos tengamos los mismos derechos y libertades?, ¿cómo deben de colaborar individuos, grupos u organizaciones y gobiernos para trabajar en el cumplimiento de los objetivos ODS?, ¿se puede ser libre si no se tienen garantizados los derechos fundamentales?, ¿cómo se puede ser ciudadano o ciudadana, solidario, libre y responsable en un mundo global?

En línea a la jornada de pensamiento crítico y reflexión sobre la democracia y los derechos fundamentales, Victorino Mayoral, presidente de la Fundación CIVES, nos recuerda que “una sociedad sostenible requiere basarse en derechos y gobiernos democráticos, para no volver a la ley de la fuerza, de la astucia, de la violencia”, y recuerda la importancia del debate, planteando “¿de qué hablamos cuando hablamos de Diálogos Solidarios? Hablamos de paz y ciudadanía global, de ciudadanía universal, de la declaración universal de los derechos humanos”.

Este proyecto, subvencionado por el Cabildo y desarrollado en los centros IES Doramas, del municipio de Moya, IES Domingo Rivero, del municipio de Arucas, IES El Rincón e IES Politécnico en Las Palmas de Gran Canaria, ha tenido entre otros objetivos conocer, opinar y reflexionar acerca de las problemáticas y retos que afectan a la sociedad y a las nuevas generaciones. Para ello, se ha dividido el debate en dos grandes mesas:

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que ha sido presentada y moderada por Pedro Francisco Alemán Ramos, profesor del grado de Educación Social, y que hizo reflexionar a los asistentes sobre la pasividad de la sociedad ante las desigualdades sociales que terminan en la expulsión de determinados colectivos y personas.

El alumnado se alza ante las desigualdades y contra el discurso de odio, se centra en la solidaridad como ejercicio de empatía, comprendiendo las dificultades en las que se encuentran las personas que las sufren, se pregunta porqué sigue aumentando el discurso racista, xenófobo, y de aporofobia, que tiene consecuencia en delitos reales de odio, concretamente, destaca las 610 denuncias calificadas dentro de esta tipología  de delito.

El alumno Óscar Morales Aristi afirmó: “Debemos apelar a la responsabilidad individual y colectiva para identificar los discursos de odio, bulos y manipulaciones. También es necesaria una educación en valores con el principio de solidaridad. Es importante tratar estos temas en el debate público, en los foros de diálogo e incluso en nuestras casas. Por último, es necesario apelar a los medios de comunicación y a los periodistas, que deben dedicarse a cuestionar estos discursos de odio y no solo ponerles un micrófono delante a aquellos que los promueven […] me gustaría aclarar que no pretendo hablar en nombre de colectivos históricamente discriminados. Por suerte, una gran parte de los que hasta hace poco no tenían voz, hoy la tienen. Y la tarea de los privilegiados en esta sociedad como yo es escuchar y apoyarles en todo lo que se pueda. Solo quiero ponerme en el lugar de esos seres humanos que sufren a diario las consecuencias de un mundo desigual e injusto. Basta ya de discriminación.”

En la segunda mesa, Erradicación de la Violencia contra la Mujer, su moderadora Carmen Rueda Parras, Doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación y miembro de CIVES, inicia la reflexión; “¿qué quieren las mujeres españolas cuando salen a manifestarse? ¿qué quieren, si ya lo tienen todo? ¿qué buscan?”, verbaliza, representando el discurso que se oye en los debates en la población general, y continúa: “legalmente, por mucha lucha, y gracias a la Constitución y al nuevo Estado democrático, lo tenemos todo, recuperamos los derechos, que por tantos años habíamos perdido con la dictadura, pero, ¿realmente sucede así?”

La participación de las alumnas de bachillerato se centró en la mercantilización de los cuerpos de las mujeres y las niñas, la mujer en el ámbito laboral y en el deporte, en la escasa visibilización de mujeres científicas y escritoras que fueron borradas de la historia, y las formas de violencia que se ejercieron y se ejercen en las niñas, adolescentes y mujeres en España y el mundo.

Como la alumna Paula Falcón García que expuso: “Debemos plantearnos qué sociedad queremos, si queremos una sin explotación y en la que estas mujeres víctimas del patriarcado, tengan otras alternativas. […] La cuestión que nos debemos plantear es ¿cómo podemos educar para la igualdad en una sociedad donde las chicas saben que su futuro puede ser la prostitución y los chicos que pueden usarlas para su disfrute sexual si tienen el suficiente dinero para pagarlas? Por lo tanto, una educación afectivo sexual integrada en el currículum facilitaría que el alumnado tome decisiones fundamentadas sobre su sexualidad y sus relaciones, lo que previene los abusos y la violencia. Dicha formación ayudaría a favorecer la igualdad y el respeto a la diversidad sexual.”

El Encuentro concluyó con una conferencia sobre la Memoria Democrática en la Educación en Valores Cívicos y Éticos, por Luis María Cifuentes, catedrático de Filosofía y patrono de la Fundación CIVES, y un posterior debate, coordinado por Esther García, presidenta de La Liga Canaria de la Educación, formado por las verdaderas dudas y dicotomías de la juventud participante y enriquecido por la participación de los estudiantes del grado de Educación Social.