91 594 53 38
laliga@ligaeducacion.org

Blog

La educación y el trabajo en red, imprescindibles en la lucha contra el VIH

Laura Rivas Martínez

La Liga de la Educación ha presentado este miércoles en Fuenlabrada la III edición de la campaña ConVIHve, que se realiza en cuatro localidades y llegará a la población de 13 a 17 años en materia de prevención del VIH, toma de conciencia y lucha contra la estigmatización.

La primera parte de la presentación ha corrido a cargo de Francisco Paloma, concejal de Juventud, Infancia, Formación y Empleo del Ayuntamiento de Fuenlabrada y Victorino Mayoral Cortés, presidente de la Liga de la Educación.

Francisco Paloma ha resaltado la importancia de la intervención sobre el terreno en institutos, en este caso el IES La Serna y el IES Gaspar Melchor de Jovellanos, y ha resaltado que las organizaciones de la sociedad civil y la Administración “estamos en la misma lucha: en la promoción de valores y la sanción de conductas discriminatorias”. En este sentido, Victorino Mayoral ha celebrado la colaboración con el Ayuntamiento de Fuenlabrada, además de reclamar en su intervención “la necesidad de que el sistema educativo español incluya la educación para la salud en todos sus centros”. También ha resaltado la “motivación extraordinaria” de los y las jóvenes participantes en ediciones anteriores, que pone de relieve lo “importante” de este trabajo.

El año pasado se diagnosticaron 3.353 nuevos casos de contagio de VIH en España, un leve descenso respecto al año anterior, según los datos publicados en junio por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad . En su mayoría tienen entre 25 y 35 años. En la lucha contra la transmisión, que debe enfocarse desde una perspectiva contra la discriminación, juega un papel esencial la sensibilización de la población joven, uno de los principales retos a los que se enfrentan los profesionales de esta área.

Por eso, ha explicado Paula Briales, responsable del proyecto en Fuenlabrada, la participación del alumnado de institutos en el desarrollo de eslóganes en la campaña ConVIHve resulta “fundamental para que se impliquen y conozcan las opciones a las que tienen acceso”. Nieves Gómez, coordinadora de Juventud, ha resaltado: “todo lo que hagamos en este ámbito es poco”.

María Miranda, responsable del CEJOS de Fuenlabrada, ha explicado que uno de los aspectos más importantes del centro es que es gratuito y completamente confidencial: “es un espacio donde los y las jóvenes pueden hablar con libertad”.

Los datos

Tras la presentación ha tenido lugar una ponencia sobre la importancia del trabajo en red en el marco de la prevención, a cargo de Francisco Rico, técnico del programa de prevención y diagnóstico precoz de VIH y otras ITS de la Comunidad de Madrid. Ha sido presentado por Luis Cifuentes, presidente de la Liga en Madrid. “El VIH nos produce miedo y rechazo, y quienes lo tienen suelen sufrir un doble estigma porque en su origen era una enfermedad mortal, y porque aparece en colectivos muy concretos que ya sufren rechazo de la sociedad: el drogodependiente y el homosexual”, ha explicado Rico.

En España viven entre 130.000 y 160.000 personas con VIH, pero alrededor de un tercio de ellas no lo sabe. Una consecuencia de este desconocimiento, ha explicado Francisco Rico, técnico del programa de prevención de la Comunidad de Madrid, es que se produce un retraso de diagnóstico (de 7 años de media) que tiene repercusiones graves para la persona y también para su entorno, ya que mientras no se esté en tratamiento, la carga viral es muy alta y el riesgo de contagio es mayor. El 43% de los diagnósticos se realiza con retraso, y la vía de transmisión sexual es la más frecuente.

La cifra de nuevos diagnósticos por año se mantiene más o menos estable en los últimos ocho años, según los datos del Ministerio: el número total aumentó de 1.810 a 3.582 entre 2006 y 2008, alcanzando los 4.315 en 2014 y descendiendo a 3.353 en 2016. Pero la tasa por 100.000 habitantes matiza estas oscilaciones, ya que varió menos: de un 10,11 en 2016 a 12,78 en 2008, y con un descenso progresivo hasta alcanzar una tasa de 7,22 el año anterior, más baja que en 2003. Del total el año pasado, 1.000 fueron en la Comunidad de Madrid.

En su mayoría, los nuevos diagnósticos se dan entre hombres (un 83,9%), de una media de 36 años de edad. El colectivo específico más afectado son los hombres que tienen sexo con hombres (un 53,1%). Sin embargo, aunque solo el 16,1% son mujeres, este es a su vez un colectivo particularmente vulnerable, ya que sufre una desproporción de diagnósticos tardíos. “Es un problema muy complejo”, ha puntualizado Rico.

Por todos estos motivos, ha añadido, “nuestra filosofía debe ser la del trabajo en red”, ha dicho Rico. Tanto en el ámbito de la sensibilización como a la hora de facilitar el acceso a la prueba rápida, la Administración trabaja en coordinación con organizaciones especializadas que atienden a poblaciones vulnerables diversas.

Es el caso de la Liga, que se especializa en el ámbito de la educación para la salud desde hace 30 años, y que a través de sus ocho Centros Juveniles de Orientación para la Salud llegó a más de 17.000 jóvenes el año pasado con su atención gratuita y confidencial. Junto con programas como la campaña ConVIHve y la Escuela de Otoño, estas últimas financiadas por el Plan Nacional sobre el Sida del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Liga profundiza año tras año su compromiso con el trabajo de prevención, sensibilización y educación.

La Liga de la Educación, además, forma parte desde 2015 del COAC, el órgano consultivo del Plan Nacional sobre el Sida en el que participan 15 organizaciones.