91 594 53 38
laliga@ligaeducacion.org

Blog

Presentamos los resultados de la investigación sobre interculturalidad en los centros educativos

El pasado 21 de Noviembre la Liga de la Educación presentó en Valencia los resultados de su última investigación ‘La población inmigrante en el contexto educativo español: oportunidades, retos y desafíos’, dirigida por la directora de proyectos de investigación de la LEECP, María Jesús Eresta. El acto se celebró en la Facultad de Magisterio de la Universidad de Valencia con la presencia de profesorado, alumnado y equipos directivos de los centros que había participado en el estudio.

El acto arrancó con la presentación de Josep Beltrán, profesor del departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de Valencia y continuó con la secretaria del área de Interculturalidad de la Liga, María José Fernández Tendero, que hizo una pequeña introducción del trabajo de la Liga en Valencia. “La educación es la palanca que puede producir un cambio social y una sociedad más justa” afirmó “desarrolla y promociona a las personas que son capaces de seguir ese camino. Este es uno de los fines fundamentales del trabajo de la Liga” afirmó.

Los resultados de la investigación fueron presentados por Sonia Ortega, coordinadora del área de Interculturalidad de la Liga e Irene Rojas, socióloga y técnico del proyecto, que mostraron cómo el análisis de los resultados indica que no se están dando las condiciones adecuadas para que los centros educativos mejoren los procesos de inclusión de la población inmigrante. No obstante ambas pusieron en valor el gran trabajo y compromiso de buena parte del profesorado que se está enfrentado solo a muchos desafíos. “Con este trabajo queremos también visibilizar lo que se hace en los centros, cómo trabajamos la gestión de la diversidad. Hay un discurso negativo que dice que todo se hace mal y queremos reivindicar el buen trabajo de los centros” afirmó Ortega.

El presidente de la Liga de Educación, Victorino Mayoral, incidió en la cuestión más política asegurando que resulta desconcertante descubrir el deficiente funcionamiento de las políticas de integración escolar en España. “¿Existe una política clara definida para todas las comunidades autónomas para los centros que superan porcentajes altos de diversidad cultural?” se preguntó.

¿Qué modelo de inclusión?

Los resultados de la investigación indican que no hay planes de intervención, diagnósticos claros, formación, recursos, ni en definitiva ningún plan general que afronte las cuestiones de convivencia intercultural, lo que resulta muy alarmante dado los graves acontecimientos sociales que se viven en Europa.

Sin embargo, con independencia de elementos críticos, el estudio revela también aspectos positivos: Según las respuestas del profesorado y equipos directivos la convivencia en los centros es aceptable, hay respeto a la diversidad y los grupos de iguales son plurales.

Para Mayoral este dato es muy revelador pues nos indica lo que pasa en nuestro sistema educativo. “La forma de vivir la diversidad cultural en los centros demuestra que el modelo de integración no es un modelo, es decir, es el de desarrollo de la convivencia escolar derivada de la inexistencia de un imperativo identitario oficial” afirmó. Según los resultados el 84% del profesorado afirma que en su centro hay convivencia y respeto a la diversidad y que hay una vivencia de inclusión espontánea y naturalmente implantada. Tan sólo en 2 de los 50 centros a los que se consultó contestaron que la identidad estaba determinada por la cultura autóctona lo que nos indica, según Mayoral, que no hay asimilicionismo, determina la existencia de un modelo propio de una sociedad tolerante que vive la diversidad de manera natural.