91 594 53 38
laliga@ligaeducacion.org

Noticias

Los Derechos Humanos también son cosas de niños y niñas

Por: Edurne Grau, coordinadora de la Fundación Cives

Muchas de sus cabezas apenas sobresalían entre las butacas del auditorio del Museo íbero de Jaén pero, retorciéndose de nervios, casi un centenar de niñas y niños se preparaban para subir al escenario y hablar sobre los Derechos Humanos. Eran las y los representantes de 9 centros educativos de Jaén que participaron en el proyecto ‘Construyendo ciudadanía en el aula’ impulsado por la Red de Escuelas de Ciudadanía y la Liga Giennense de la Educación.

El día 12 de diciembre era la fecha en la que, tras varias semanas de preparación, debían exponer ante el resto el trabajo realizado. Cada grupo había escogido un Derecho Humano y, con una metodología de aprendizaje por descubrimiento, se habían enfrentado a problemáticas sociales relacionadas con cada uno de los Derechos Humanos.

Tras una pequeña mesa introductoria con la presencia de Carmen Rueda, presidenta de la Liga Giennense, Victorino Mayoral, presidente de la Fundación Cives, Pedro Ángel Delgado, presidente de la FAMPA ‘Los Olivos’ y el cierre de la delegada Territorial de Educación, Yolanda Caballero, el primer grupo de niños y niñas de Primaria se hacía con el escenario entre risas y vergüenza.

Para muchos de ellos era la primera vez que hablaban en público en un escenario tan concurrido pero, tras hacerse el silencio, empezó la sorpresa: el trabajo que uno tras otro iban exponiendo resultaba de una calidad abrumadora. Contenía vídeos, carteles, reflexiones realizadas en clase y una gran diversidad de formatos con una claridad y comprensión que resultaba chocante viendo la estatura y vocecita de los ponentes.

Pero ¿cómo era posible que nos estuviesen dando semejante lección? La seriedad con la que los grupos habían abordado temas complejos como la violencia de género, la diversidad sexual, la discriminación o la libertad de expresión en formatos tan creativos dejó a parte del público adulto descolocado y muy emocionado. “Yo no puedo parar de llorar” afirmaba Tole García, voluntaria de la Liga Giennense y parte del equipo que, junto a Sonia Valenzuela, Consuelo Díez, Rafa Moreno y Santiago Jaén y Alba de la Cruz, diseñaron e hicieron posible el proyecto bajo el impulso e incansable implicación de la presidenta de la Liga Giennense, Carmen Rueda.

A medida que avanzaba la mañana, también crecía la edad de los y las participantes que exponían sus conclusiones abordando temas que les preocupaban como el derecho al trabajo, a la vivienda o la discriminación y cuyo incumplimiento fueron denunciando a través de vídeos, cortos e incluso obras de arte de una calidad asombrosa.

Fueron unas 4 horas de exposiciones breves de muchos alumnos y alumnas que seguramente recordarán este día para el resto de sus vidas. El día en que deslumbraron a un auditorio, en el que superaron sus miedos y vergüenzas para subir a un escenario y gritar fuerte que este mundo tiene mucho que mejorar y que aspiran a un futuro mejor. Un día que jamás hubiera tenido lugar si no fuera por la enorme implicación de las profesoras y profesores que les han guiado en todo el proceso y que, atentísimos y a su lado –alguno incluso agachado debajo del escenario-, les acompañaban en todo momento, cogían de la mano y soplaban algo si alguno se quedaba cortado. Un profesorado que ayer seguramente se fue a casa orgulloso y feliz por contribuir en la educación y protección de estas grandes personitas. Tenemos muchísimos que agradecerles.